Una FECU del Gobierno de Chile: ¿Por qué no?

Una FECU del Gobierno de Chile: ¿Por qué no?

Steve Ballmer, empresario y ex CEO de Microsoft, es el gran promotor del sitio web www. USAfacts.org que pretende integrar en un solo lugar toda la información oficial de las más de 70 agencias gubernamentales del Gobierno de los Estados Unidos con el fin de hacer analítica sobre esa inmensa cantidad de datos y dotar, de esta manera, de transparencia a las cuentas públicas del país. Una iniciativa muy aplaudida por todos los colectivos sociales estadounidenses aunque posiblemente bastante menos celebrada por sus dirigentes y clase política.

En esencia, el sitio hace disponible un formulario de formato y contenido muy similar al denominado 10-K que reportan las compañías que transan valores en los Estados Unidos cuyo equivalente en Chile es lo que se conoce con la sigla FECU.  El sitio recibió un total de 2,6 millones de visitas en su primer día de funcionamiento dándole un tremendo respaldo a la iniciativa vista por algunos escépticos como una excentricidad de su gestor.

Según su creador, esta “FECU gringa” contiene todo lo que los ciudadanos necesitan saber «sin hipérbole y sin omisión». Puede parecer una ambición excéntrica, pero en los tiempos de la “post-verdad” en que abunda información falsa o tergiversada junto con un alto grado de dispersión política, muchos norteamericanos han demostrado estar hambrientos y necesitados de información objetiva.

No se trata de poner al gobierno de un país al mismo nivel de una empresa, ya que la gobernanza corporativa podría ser un juego de niños comparado con el complejo funcionamiento del Estado y sus múltiples organismos. Sin embargo, tal como es de vital relevancia e interés para el mercado la información que revelan sus estados financieros, conflictos de interés, gobernabilidad, riesgos e indicadores de desempeño, lo es aquella que permite a los ciudadanos poder evaluar cómo se administran recursos que son de todos.

Sería verdaderamente “revolucionario” si una iniciativa como ésta pudiera imitarse en Chile. Poner a disposición de los ciudadanos una FECU del Gobierno que agrupe información de múltiples órganos, servicios y entidades estatales incluidas otras financiadas con recursos fiscales. Sería un tremendo aporte que permitiría hacer realidad el escrutinio público, la rendición de cuentas y la responsabilidad de quienes están a cargo de gestionarlos, cuestiones que sin información de calidad son simplemente imposibles.

Que distinta sería la valoración de la ciudadanía respecto de la política y los políticos si ideas como éstas fueran parte de las que se discuten o al menos se mencionaran en el debate público. Que distinto sería.

Juan Pablo Bórquez Y.

Socio Director BYAsesoría Estratégica

jpb@byasesores.com

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*